Prostitutas de brasil prostitutas en santiago de cuba

prostitutas de brasil prostitutas en santiago de cuba

A Planeta no le gustó mi título por razones comerciales, que comprendo, pero yo había leído una novela sobre el tema, escrita por la periodista Lissette Bustamante, y publicada en España con el título Jineteras y soy muy respetuoso con eso de los derechos de autor.

Mi agente literario y yo se lo hicimos saber a Planeta, pero parece que ellos tenían alguna cobertura legal que les permitió insistir y publicar mi libro como Jineteras. Debo decir que tenían razón: Soy un periodista frustrado.

Elegí estudiar la carrera porque uno de mis modelos de ese tiempo, Hemingway, elogiaba la necesidad de ejercer el periodismo para consolidar el oficio de la escritura, y ya mi sueño era llegar a ser un gran escritor. Asistí, como testigo de primera fila, al desastre constructivo, a las mentiras y a la manipulación informativa en torno a esas dos obras, fui censurado por querer decir la verdad, tuve problemas y encuentros desagradables con el poder que hoy no quiero recordar.

Y el día que un funcionario del Partido Comunista me dijo: Allí terminé de abrir los ojos. Muchas de ellas eran mis amigas y luego me contaban cosas. Así empecé a tener interés en contar aquello, escribir una novela sobre el tema. Pablo siempre ha sido así conmigo, como un padre, y aunque intentó prevenirme de lo que vendría, hice lo que casi siempre hacen los hijos con los padres: Y creo que esa falta de miedo se debe a que hubo algo de ingenuo en la escritura del libro: No pretendí criticar nada, simplemente llamar la atención sobre un fenómeno que me parecía preocupante y del cual, en esos años, nadie hablaba.

Las violaciones de todos mis derechos como ciudadano, que se impusieron a partir de la censura invisible que se decretó sobre el libro, fue algo posterior a su escritura. Recuerdo también a cierto funcionario de mucho poder, que luego sería ministro de Turismo, criticando nuestro trabajo porque habíamos puesto una muchacha blanca en un anuncio publicitario. Luego pude entrevistar a personas que me dieron las pruebas de que, efectivamente, se utilizó la prostitución para atraer el turismo, aunque fuera de modo oportunista encubierto en estas campañas.

La jinetera no es despreciada ya, como en épocas anteriores se despreciaba a las prostitutas; ahora son figuras de éxito en una sociedad depauperada social, moral y económicamente. Y aunque algunos parecen olvidarlo, quiero precisar que el gran culpable de esa ceguera es el propio Fidel Castro.

El primer intento de desmentido contra Habana-Babilonia-Jineteras fue ese: Apenas un año después, en primera plana del Granma, se reconocía oficialmente que el fenómeno se les había ido de las manos y que a Cuba habían entrado en esos años cantidades asombrosas de droga, algunas de las cuales pudieron ser detectadas y decomisadas. Yo podría hacer otro libro sobre ese tema, y tendría que responder muchas preguntas que todavía no he podido responderme. Es la misma cuadra donde vive mi querido amigo, el escritor Pedro Juan Gutiérrez.

Y no lo menciono por gusto. Y los que fueron presos eran mis vecinos. La pregunta que me hice entonces fue ésta: De los cinco que conocíamos solamente uno sigue preso.

Lo que me consta es que esos jefes, casualmente, eran informantes de la policía, y ya se sabe bien a quién responde la policía en Cuba. Y de aquí se desprende otra pregunta: Creo que esa es una de las asignaturas pendientes de la Revolución. Lo que me sorprende es que un hombre como él, supuestamente un genio de la estrategia social, haya pensado que un fenómeno del pensamiento social y el comportamiento social de tanta complejidad como el del racismo, se eliminaba así, con ponerlo en una ley.

O fue una ingenuidad o fue cinismo. Un simple estudio de la estructura de real poder político en la isla echa por tierra cualquier tesis sobre la igualdad del negro y la mujer en Cuba. Ese, como escritor, ha sido uno de mis temas preferidos: Pero esto lo maneja el Estado como un gran problema político que le ha creado el embargo o bloqueo.

He visto cómo, 15 años después de la caída del muro de Berlín, esos traumas de la conciencia social sobreviven en la población alemana que vivió en la antigua RDA en tiempos del comunismo. Es tan lamentable la pérdida moral que significa que alguien te diga que compra en el mercado negro la comida necesaria para mal alimentarse una buena parte del mes, como es lamentable y bochornoso la amoralidad que significa que los gobernantes le echen toda la culpa de esa situación al bloqueo que existe, nadie puede negarlo y no a su falta de gestión y a la negativa de fomentar facilidades para que la industria nacional y la iniciativa privada ayuden a paliar la crisis.

Pero no se puede olvidar algo: No justifico nada, pero la corrupción social que hoy existe en Cuba, a todos los niveles, es una prueba de esa teoría biológica que explica cómo el ser vivo lucha, bajo cualquier condición, por la conservación de la especie.

Todo forma parte de esos cambios en la conciencia social de los que te hablaba antes. El jineterismo y otros males de la Cuba actual , efectivamente, encuentran su caldo de cultivo en el rompimiento de la familia como célula social, en la pérdida de esa moral y esa cívica que caracterizaba a la sociedad cubana antes de la Revolución del 59, pero también en el impacto que en materia de pensamiento y conciencia social significó la implementación de una sociedad totalitaria con todo lo que esa sociedad trae de populismo, ateísmo y fascismo.

Y, es obvio, tampoco hay que olvidar el impacto de la depauperación económica. Todo eso puede responderse con otra pregunta: Siempre que toco este tema empiezo por hacer una pregunta: Estadísticamente eso quiere decir que 2.

En mis estudios, en los cuales también hice un fuerte trabajo con la estadística, obtuve un resultado preocupante: Hay prostitución infantil visto desde esa perspectiva, y lamentablemente, algunos cerebros enfermos propician la prostitución infantil de niños, aunque en mucha menor escala.

Para ser honesto, debo decir que la mayoría de los intelectuales cubanos se han hecho eco y han manifestado su preocupación ante esos problemas, ante la pérdida de valores, ante los cambios que se estaban produciendo en la conciencia social del cubano. He sido testigo de ello. Pero hasta para eso el gobierno tiene una solución: Por eso ese pensamiento intelectual sobre esos fenómenos se ha quedado en la nada, en la invisibilidad.

Sería injusto no mencionar, dentro de ese movimiento del pensamiento social cubano de hoy, los espacios ganados por o cedidos a las revistas Temas y Criterios, en las que se ha publicado mucho de lo mejor que sobre estos asuntos la corrupción, el racismo, la discriminación, la marginalidad, etc.

Pero sucede lo mismo: Yo escribo de esos males, no para criticar; escribo de eso porque vivo en esos barrios y sufro esas cosas, y como soy un escritor realista no puedo escribir de otro modo. Pero creo que la intelectualidad cubana, por cobardía, conveniencia o fidelidad a la Revolución, ha perdido su protagonismo como generador y motor del pensamiento social de la isla.

Cada una de esas preguntas merecería un ensayo bien enjundioso, de modo que intentaré sintetizar: Incluso un hombre muy cercano a él en los primeros tiempos, tomando café en mi casa de La Habana, me dijo que la decisión de aliarse a la URSS no había sido forzada por Estados Unidos como muchos pensaban.

Luego, si analizas la concentración del poder que tuvo en sus manos hasta hace unos meses, es infantil e ingenuo exculparlo. Como es ingenuo exculpar a Estados Unidos y a todas sus presidencias, que no han logrado establecer una política inteligente en relación con Cuba y han propiciado la permanencia de Fidel en el poder.

Como, a pesar de estar amordazado, controlado y desinformado totalmente, tampoco se puede exculpar al pueblo cubano por su inopia y su mansedumbre medrosa, que a pesar de su inconformidad mayoritaria con la situación no ha logrado sacar fuerzas para sacudirse del yugo de Fidel y el totalitarismo.

El cubano hoy es un animal apolítico porque ninguno de los políticos que ha conocido les ha resuelto sus problemas.

Ha sucedido así en todas las naciones que salieron de sistemas totalitarios: Lamentablemente, no lo veo cercano: De este tema me surgen varias preguntas, por ejemplo: Creo que todas las iglesias en Cuba se han dedicado, honestamente, a combatir esos fenómenos dentro de la hermandad cristiana por algo obvio: Algunas Iglesias se han atrevido a pronunciarse contra esos males y han llamado a los culpables por sus nombres, pero ya hablamos de eso en otra pregunta: Las Iglesias en Cuba no tienen ninguna voz, ninguna presencia, en los medios oficiales.

Y excepto algunas tímidas revistas de escasísimo alcance, todo su accionar queda dentro de las mismas Iglesias. Ella daba caricias y él devolvía poder. Eran los años de la poligamia revolucionaria en que un comandante que se respetara necesitaba tantas queridas como medallas. El proxeneta se transformó. Proliferaron los jefes de protocolo que conectaban a estas dedicadas compañeras con los visitantes extranjeros invitados por la Plaza de la Revolución. Ellas reían y flirteaban.

Una Revolución es puro amor, pensaban ellos. La caída de la Unión Soviética ocasionó un cataclismo en aquellas camas donde se intercambiaban sudor e influencias, semen y privilegios. Con el fin del subsidio llegado desde el Kremlin y las reformas económicas que el oficialismo se vio obligado a hacer, el dinero recuperó su capacidad de convertirse en bienes, servicios y caricias.

El turismo internacional entró a mediados de los años noventa con sus bebidas enlatadas, sus hoteles prohibidos para nacionales y sus damas de compañía rebautizadas como jineteras.

Eran los años del remate, de los precios ridículos. El sueño que acariciaban muchas de ellas se resumía en un contrato de matrimonio, la emigración y una nueva vida lejos de Cuba. Con sus pensiones compran apartamentos en la Isla y regresan dispuestas a pagar por un amante joven que suspire ante el pasaporte con la nueva nacionalidad que ellas adquirieron con el sudor de su pelvis. La respuesta oficial contra las jineteras se concentró en la represión.

Detenciones, condenas a prisión y deportaciones forzadas hacia su provincia de origen fueron algunos de los rigores que debieron sortear estas trabajadoras del sexo. El chulo cobró importancia en la misma medida en que la calle se volvió un riesgo. Ahora, muchas aguardan en una habitación, ellos consiguen al cliente, cobran el dinero y administran sus vidas. Los conocidos pingueros no resultaban tan mortificados por la policía en un país donde la tradición machista no estigmatiza igual a la mercancía que viene empaquetada en cuerpo de mancebo.

Floreció también la prostitución masculina. Ellos logran burlar la vigilancia y llenan cada espacio del territorio nacional donde el acento delata a un visitante.

Los nuevos ricos no llevan uniforme militar, sino que regentan restaurantes privados o administran una empresa mixta. De la mano de ellos el cliente nacional se ha vuelto a colar en la foto de la prostitución cubana. En el país alcanzó la cifra récord de cuatro millones de visitantes internacionales.

Pero a mí nadie me va a convencer de que lo hagan porque tienen hambre, etc y mucho menos en Cuba. Y por cierto ni soy izquierdista, ni castrista, ni de derechas ni nada que se le parezca Educación deficiente sí, pero educación al fin y al cabo, sanidad por el piso sí pero posibilidad de tratarse y de restablecerse de la enfermedad, Universidad politizada y llena de hipocresía sí Díganme cuales son las oportunidades, la educación, la sanidad en No es cierto que lo hagan por comida.

Por suerte en Cuba a nadie le falta un plato de bazofia o no que echarse a la boca. Y eso lo reconozcan ustedes o no es un grandísimo mérito de la dictadura.

Cuba tiene un extenso historial de recortes en el suministro eléctrico, ante todo en la década de los 90 tras el fin de la Unión Soviética. Pero, de igual forma, tiene la imagen de ser un país en donde muchos turistas vienen a buscar momentos de aventura con bellas mujeres que venden sus cuerpos por pocos pesos, en medio de esa oscuridad que el Gobierno garantiza.

Muere joven universitario de El Alto en enfrentamiento con la Policía en Bolivia. Marchan por renuncia de Daniel Ortega tras jornada de fuertes disturbios. La Habana, de noche, se sumerge en sombras y penumbras. Las reinas de la noche Pero las densas tinieblas que bañan de misterio y lujuria los barrios de La Habana tienen una utilidad enorme para decenas de mujeres que devengan el sustento diario de los servicios sexuales que les prestan a propios y extraños.

Campaña de ahorro de energía Como muchas cosas en Cuba , la oscuridad tiene una justificación. Aparecen en esta nota: Sucesos Un muerto y dos heridos tras tiroteo en un restaurante de Oklahoma. De modo que si aparece el pirata que copió el libro sin mi permiso y lo hizo circular en versión digital, tendré que agradecerle que lo haya hecho, pues hoy mis lectores son decenas de miles, sin exagerar, dentro de la isla.

Y lo he dicho en otras entrevistas: Gracias a esa circulación alucinante y gracias a mi hermano Guillermo Vidal se produjo el cambio del nombre. Y Guillermo, a quien me unía una hermosa hermandad, llegó a decir que si no se me invitaba a presentar el libro con el que yo había ganado un premio convocado por una institución de Las Tunas, sencillamente él no asistiría a la feria y si tenía que hacer una feria alternativa en su casa, para que yo asistiera, la haría.

Finalmente, me ratificaron la invitación y allí sucedió eso que cuentas: La verdad es que aquel título me pareció tan genial que decidí quitarle el anterior. Lo del cambio a Jineteras ya fue un proceso editorial, y me alegro que me lo preguntes porque es algo delicado. A Planeta no le gustó mi título por razones comerciales, que comprendo, pero yo había leído una novela sobre el tema, escrita por la periodista Lissette Bustamante, y publicada en España con el título Jineteras y soy muy respetuoso con eso de los derechos de autor.

Mi agente literario y yo se lo hicimos saber a Planeta, pero parece que ellos tenían alguna cobertura legal que les permitió insistir y publicar mi libro como Jineteras. Debo decir que tenían razón: Soy un periodista frustrado. Elegí estudiar la carrera porque uno de mis modelos de ese tiempo, Hemingway, elogiaba la necesidad de ejercer el periodismo para consolidar el oficio de la escritura, y ya mi sueño era llegar a ser un gran escritor.

Asistí, como testigo de primera fila, al desastre constructivo, a las mentiras y a la manipulación informativa en torno a esas dos obras, fui censurado por querer decir la verdad, tuve problemas y encuentros desagradables con el poder que hoy no quiero recordar. Y el día que un funcionario del Partido Comunista me dijo: Allí terminé de abrir los ojos.

Muchas de ellas eran mis amigas y luego me contaban cosas. Así empecé a tener interés en contar aquello, escribir una novela sobre el tema. Pablo siempre ha sido así conmigo, como un padre, y aunque intentó prevenirme de lo que vendría, hice lo que casi siempre hacen los hijos con los padres: Y creo que esa falta de miedo se debe a que hubo algo de ingenuo en la escritura del libro: No pretendí criticar nada, simplemente llamar la atención sobre un fenómeno que me parecía preocupante y del cual, en esos años, nadie hablaba.

Las violaciones de todos mis derechos como ciudadano, que se impusieron a partir de la censura invisible que se decretó sobre el libro, fue algo posterior a su escritura.

Recuerdo también a cierto funcionario de mucho poder, que luego sería ministro de Turismo, criticando nuestro trabajo porque habíamos puesto una muchacha blanca en un anuncio publicitario.

Luego pude entrevistar a personas que me dieron las pruebas de que, efectivamente, se utilizó la prostitución para atraer el turismo, aunque fuera de modo oportunista encubierto en estas campañas. La jinetera no es despreciada ya, como en épocas anteriores se despreciaba a las prostitutas; ahora son figuras de éxito en una sociedad depauperada social, moral y económicamente.

Y aunque algunos parecen olvidarlo, quiero precisar que el gran culpable de esa ceguera es el propio Fidel Castro. El primer intento de desmentido contra Habana-Babilonia-Jineteras fue ese: Apenas un año después, en primera plana del Granma, se reconocía oficialmente que el fenómeno se les había ido de las manos y que a Cuba habían entrado en esos años cantidades asombrosas de droga, algunas de las cuales pudieron ser detectadas y decomisadas.

Yo podría hacer otro libro sobre ese tema, y tendría que responder muchas preguntas que todavía no he podido responderme. Es la misma cuadra donde vive mi querido amigo, el escritor Pedro Juan Gutiérrez. Y no lo menciono por gusto. Y los que fueron presos eran mis vecinos.

La pregunta que me hice entonces fue ésta: De los cinco que conocíamos solamente uno sigue preso. Lo que me consta es que esos jefes, casualmente, eran informantes de la policía, y ya se sabe bien a quién responde la policía en Cuba.

Y de aquí se desprende otra pregunta: Creo que esa es una de las asignaturas pendientes de la Revolución. Lo que me sorprende es que un hombre como él, supuestamente un genio de la estrategia social, haya pensado que un fenómeno del pensamiento social y el comportamiento social de tanta complejidad como el del racismo, se eliminaba así, con ponerlo en una ley.

O fue una ingenuidad o fue cinismo. Un simple estudio de la estructura de real poder político en la isla echa por tierra cualquier tesis sobre la igualdad del negro y la mujer en Cuba. Ese, como escritor, ha sido uno de mis temas preferidos: Pero esto lo maneja el Estado como un gran problema político que le ha creado el embargo o bloqueo. He visto cómo, 15 años después de la caída del muro de Berlín, esos traumas de la conciencia social sobreviven en la población alemana que vivió en la antigua RDA en tiempos del comunismo.

Es tan lamentable la pérdida moral que significa que alguien te diga que compra en el mercado negro la comida necesaria para mal alimentarse una buena parte del mes, como es lamentable y bochornoso la amoralidad que significa que los gobernantes le echen toda la culpa de esa situación al bloqueo que existe, nadie puede negarlo y no a su falta de gestión y a la negativa de fomentar facilidades para que la industria nacional y la iniciativa privada ayuden a paliar la crisis.

Pero no se puede olvidar algo: No justifico nada, pero la corrupción social que hoy existe en Cuba, a todos los niveles, es una prueba de esa teoría biológica que explica cómo el ser vivo lucha, bajo cualquier condición, por la conservación de la especie.

Todo forma parte de esos cambios en la conciencia social de los que te hablaba antes. El jineterismo y otros males de la Cuba actual , efectivamente, encuentran su caldo de cultivo en el rompimiento de la familia como célula social, en la pérdida de esa moral y esa cívica que caracterizaba a la sociedad cubana antes de la Revolución del 59, pero también en el impacto que en materia de pensamiento y conciencia social significó la implementación de una sociedad totalitaria con todo lo que esa sociedad trae de populismo, ateísmo y fascismo.

Y, es obvio, tampoco hay que olvidar el impacto de la depauperación económica. Todo eso puede responderse con otra pregunta: Siempre que toco este tema empiezo por hacer una pregunta: Estadísticamente eso quiere decir que 2.

En mis estudios, en los cuales también hice un fuerte trabajo con la estadística, obtuve un resultado preocupante: Hay prostitución infantil visto desde esa perspectiva, y lamentablemente, algunos cerebros enfermos propician la prostitución infantil de niños, aunque en mucha menor escala.

Para ser honesto, debo decir que la mayoría de los intelectuales cubanos se han hecho eco y han manifestado su preocupación ante esos problemas, ante la pérdida de valores, ante los cambios que se estaban produciendo en la conciencia social del cubano. He sido testigo de ello. Pero hasta para eso el gobierno tiene una solución: Por eso ese pensamiento intelectual sobre esos fenómenos se ha quedado en la nada, en la invisibilidad.

Sería injusto no mencionar, dentro de ese movimiento del pensamiento social cubano de hoy, los espacios ganados por o cedidos a las revistas Temas y Criterios, en las que se ha publicado mucho de lo mejor que sobre estos asuntos la corrupción, el racismo, la discriminación, la marginalidad, etc.

Pero sucede lo mismo: Yo escribo de esos males, no para criticar; escribo de eso porque vivo en esos barrios y sufro esas cosas, y como soy un escritor realista no puedo escribir de otro modo. Pero creo que la intelectualidad cubana, por cobardía, conveniencia o fidelidad a la Revolución, ha perdido su protagonismo como generador y motor del pensamiento social de la isla. Cada una de esas preguntas merecería un ensayo bien enjundioso, de modo que intentaré sintetizar: Incluso un hombre muy cercano a él en los primeros tiempos, tomando café en mi casa de La Habana, me dijo que la decisión de aliarse a la URSS no había sido forzada por Estados Unidos como muchos pensaban.

Luego, si analizas la concentración del poder que tuvo en sus manos hasta hace unos meses, es infantil e ingenuo exculparlo. Como es ingenuo exculpar a Estados Unidos y a todas sus presidencias, que no han logrado establecer una política inteligente en relación con Cuba y han propiciado la permanencia de Fidel en el poder.

Como, a pesar de estar amordazado, controlado y desinformado totalmente, tampoco se puede exculpar al pueblo cubano por su inopia y su mansedumbre medrosa, que a pesar de su inconformidad mayoritaria con la situación no ha logrado sacar fuerzas para sacudirse del yugo de Fidel y el totalitarismo.

El cubano hoy es un animal apolítico porque ninguno de los políticos que ha conocido les ha resuelto sus problemas. Compatriota,aunque no lo creo. Eres un puto del teclado? Al leer a quienes escriben contra ellla. Buen trabajo, como todo lo que escribes,querida yoani Si, tristeza por esa cuba que se ha despedazado y que a veces, pierdo las esperanzas de que se pueda reconstruir una sociedad civil plena.

Gracias por escribir y publicar la Cuba que se esconde a los ojos de muchos en este planeta, pero que cada vez y tu has contribuido mucho a eso, se va develando la realidad. Juan, que periodico estas leyendo? Estas mirando con el catalejo al reves, pues ves bien de lejos pero no te ves la punta de los pies como dice la cancion de Buena Fe. Estas insinuando que en Cuba no hay malnutricion? Que la gente no muere de hambre? El costo de producir los medicos que produce es pirrico con la ganancia que produce tenerlos y los mal forman pero ellos lo que desean es emigrar o irse de mision.

No sabes la cantidad de gente que delinque en Cuba porque no visitas y Aldabo y porque no se publica. Creo que deberias informarte un poco mas antes de hablar aunque hay otra opcion: Opinión Cartas a 14ymedio. Ayuda a potenciar el trabajo y la independencia de este diario digital. Jineteras acompañan a turistas en una playa cubana.

Observatorio Cubano Derechos Humanos. Temas Prostitución , Cuba ,. Los conocidos pingueros no resultaban tan mortificados por la policía en un país donde la tradición machista no estigmatiza igual a la mercancía que viene empaquetada en cuerpo de mancebo Floreció también la prostitución masculina.

Escribe tu comentario usuario [desconectar]. Por algo tienen Internet. Estas mirando con el catalejo al reves, pues ves bien de lejos pero no te ves la punta de los pies como dice la cancion de Buena Fe Estas insinuando que en Cuba no hay malnutricion?

Prostitutas de brasil prostitutas en santiago de cuba -

Por el contrario, muchas veces, incluso desde instituciones estatales especializadas como el Centro Nacional de Educación Sexual Cenesexhan trascendido las insatisfacciones por la manera en que se abordan tales asuntos en las distintas enseñanzas. Son las nietas pillados con prostitutas organizacion prostitutas barcelona aquellas cortesanas que jadeaban entre consignas y privilegios. Por amor de dios,solo un ciego es que no ve,y atencion,un ciego no ve,mas huele si va al baño de algunos de los hospitales,solo de la habana. Yo no voy a juzgar a ninguna cubana por hacer lo que hacen, por que no sé en que situación se encuentren. Me refiero al momento de la batalla, después de horas de atosigar a un pobre toro inocente, que hasta llora, y logra en defensa propia enganchar los huevos de quien abusa de el. Error del servidor Error. Cuba cuenta con excelentes profesionistas. Pero sucede lo mismo: Estas mirando con el catalejo al reves, pues ves bien de lejos pero no te ves la punta de los pies como dice la cancion de Buena Fe. En el informe recientemente presentado también llaman la atención otras carencias y anacronismos de la legislación penal vigente en Cuba, los cuales, al parecer, no parece que estén en la cartera de las modificaciones, a pesar de las sugerencias de activistas y expertos.

: Prostitutas de brasil prostitutas en santiago de cuba

PROSTITUTAS EN PARAGUAY PROSTITUTAS EN KIEV Muy buen articulo y muy triste también, creo que el verdadero culpable y carnicero es el gobierno que da pie a eso y trata al ciudadano como si fuese basura. Y usted singulariza diciendo que los cubanos abusamos del prójimo. Le pregunté que les hizo el policía? Ahora, tanto la actitud de la cubana jinetera como la del viejo libidinoso, son actitudes basadas en la miseria espiritual y esta top prostitutas prostitutas leganes mal Jocy, sentir placer cuando algunos de los dos miserables gana. Si vives fuera de Cuba, los has visto por ahí como se lamentan y le echan tierra a los cubanos. Es un momento para mí de mucha alegría. Vean este documental de la TV Española sobre la intansigencia:
Prostitutas de brasil prostitutas en santiago de cuba Prostitutas tres cantos prostitutas follando calle
Prostitutas de brasil prostitutas en santiago de cuba Foro prostitutas barcelona prostitutas en santa cruz de la palma
FEMENINO DE VARON PROSTITUTAS PRECIO ESPAÑA A lo cual le el tío le respondió: Allí terminé de abrir los ojos. Esas son las menos. Usuario El campo usuario debe tener entre 4 y 24 caracteres. Les faltó mencionar que iban a Cuba de turista sexual.
prostitutas de brasil prostitutas en santiago de cuba

Categories: Prostitutas murcia

0 Replies to “Prostitutas de brasil prostitutas en santiago de cuba”